El retraso de la pantalla táctil de 21 teléfonos inteligentes y tabletas

3

Ahora estamos realizando una nueva prueba en smartphones y tabletas, la de la capacidad de respuesta táctil de las pantallas. No todos los terminales móviles son iguales, ¡los mejores siguen siendo más de ocho veces más receptivos que los menos dotados!

¿Qué estamos midiendo exactamente?

Esta nueva medida consiste en determinar el tiempo de latencia que transcurre entre el movimiento de un dedo sobre la superficie táctil de un terminal móvil y el reconocimiento de dicho movimiento. La latencia se mide en milisegundos y debe ser lo más baja posible.

Una “buena” latencia ofrece una sensación de fluidez, de gran reactividad. Por el contrario, una latencia alta da como resultado una sensación de retraso, siendo mayor la diferencia entre la acción (coloco el dedo en la pantalla) y la reacción (visualización en la pantalla).

¡21 dispositivos probados, desde 75 ms de retraso en el mejor de los casos (iPhone 5) hasta 620 ms en el peor de los casos!

Como muestra nuestro gráfico, el iPhone 5 y 4S dominan en gran medida el resto de nuestro panel. El iPhone 5 responde así un 30% más que el Samsung Galaxy S3 y un 49% más rápido que el HTC One.

En la categoría de malos estudiantes, hay algunos productos antiguos como el HTC Desire o el iPhone 3G pero también terminales más recientes como el Essential B BlackDiamond, el Wiko Cink Peax o el Amazon Kindle Fire HD. La linterna roja está representada por la tableta JMI Tech Pulse 10, cuya latencia sigue siendo 8,3 veces superior a la del iPhone 5 (620 y 75 ms respectivamente).

Comienzo de la reflexión: ¿qué elementos entran en juego?

Naturalmente, nos preguntamos de dónde pueden provenir tales discrepancias. Usar un procesador muy rápido no parece ser el camino a seguir. Por ejemplo, el Galaxy S3 (105 ms) lo hace mejor que el HTC One (145 ms), aunque utiliza un procesador mucho más lento. La cantidad de RAM por sí sola tampoco justifica estas diferencias. La tablet JMI Tech Pulse 10 (620 ms), por ejemplo, está equipada con 2 GB de memoria, al igual que la Nexus 4 (135 ms).

Quedan entonces dos pistas: la optimización del software y la naturaleza de la pareja pantalla/superficie táctil. Estos dos elementos sin duda representan los cimientos de un terminal cuya latencia entre la acción de los dedos y la reacción a la pantalla es reducida. Por ejemplo, el iPhone, a partir de la versión 4S, está equipado con una pantalla cuya superficie táctil es más delgada que la de la mayoría de los demás terminales.

Seguiremos probando smartphones y tablets para obtener esta nueva medida. Esto nos permitirá cruzar con mayor precisión los resultados obtenidos y, por tanto, interpretarlos mejor.

0 Shares:
You May Also Like